Jueves 16 septiembre 2021 07:20

Desigualdad tecnológica: La famosa “brecha digital”

Desigualdad tecnológica: La famosa “brecha digital”
Ing. José Reinoso - Vicepresidente del Centro de Estudios para el Desarrollo de las Telecomunicaciones de América Latina (CERTAL).

Las TIC son herramientas cuya base se centra en los distintos campos relacionados a las telecomunicaciones, informática, electrónica, apuntando a una nueva forma de procesamiento de la información, que involucra el desarrollo de las redes y que permite una mayor accesibilidad a la misma. 

Las Tecnologías de Información y Comunicación ofrecen innumerables ventajas como ser el acceso a la información, mejorar la conectividad entre las personas, optimización de los costos en el sector laboral y muchas otras más. Así también, las TICs se convierten en herramientas fundamentales ante situaciones de crisis como las que se están viviendo a nivel mundial a causa del virus COVID-19, ayudando a mitigar el impacto que dicha situación provoca en la población, al mismo tiempo de brindar oportunidades ante los nuevos escenarios que vendrán de aquí en adelante.


En estos días a causa del pandémico escenario que se está viviendo a nivel mundial, y en el cual nos vemos obligados al desarrollo de gran parte de nuestras actividades a distancia, en el caso de muchas personas, muy distinto de lo que normalmente suelen desempeñar. Ante esto, las TICs resultan ser un aliado estratégico, tanto para complementar o realizar trabajos a distancia, así como también beneficiar a la reducción del impacto que pueda generar dicha situación, haciendo que las personas permanezcan el mayor tiempo posible en sus hogares, o simplemente para evitar así una gran circulación de personas en la vía pública, sin que esto perjudique el quehacer diario en varias actividades.

El desarrollo de nuevas tecnologías también ha traído consigo consecuencias como la polarización en relación a quienes cuentan con fácil acceso a estas tecnologías, y por otro lado se encuentran, los que tienen un acceso mucho más complicado en cuanto a factibilidad y costos. Esta polaridad también desnuda una realidad entre los países que no son idóneos en brindar un nivel de aprovechamiento de las TIC, y que en consecuencia quedan rezagados en cuanto a competitividad. También se da el caso en que la población posea el acceso a la tecnología, pero que no sepa utilizarla o no pueda aplicarlas. A todas estas condiciones de desigualdad en el acceso a Internet y las TIC se la conoce mundialmente como brecha digital.

Brecha Digital

Entre las distintas brechas digitales existentes, podemos diferenciar algunas que son más notorias, como ser la brecha de acceso, que es cuando nos referimos a la posibilidad que tienen los usuarios de poder acceder a las tecnologías. Por lo general, este acceso está muy enmarcado dentro de los aspectos socioeconómicos de las personas y de los países, considerando que es necesaria una gran inversión en infraestructura para poder avanzar en los procesos de digitalización. También podemos identificar a la considerada brecha de uso de las TICs, que se refiere a la falta de aptitudes para el manejo de los componentes digitales, haciendo que la manipulación tecnológica se vuelva una dificultad importante impidiendo su buen usufructo. A esto también lo conocemos como analfabetos digitales. Y finalmente, otra de las brechas que podemos identificar se refiere a la consistente en la calidad de uso que se le da a las tecnologías. Aquí entra en juego las competencias digitales para el buen manejo y conocimiento de los recursos tecnológicos para sacarle el mayor provecho y el uso oportuno de estas herramientas.

Estas discriminaciones tecnológicas constituyen una forma de pobreza y exclusión social, al privar a una parte de la ciudadanía de recursos esenciales para desarrollarse y generar riqueza, a diferencia de otros países o sectores mucho más alfabetizados digitalmente. Asi mismo, la existencia de la Brecha Digital trae consigo varios efectos, como ser: el aislamiento y falta de comunicación, ya que las personas de áreas remotas en las que el acceso a la red no llega, simplemente se encuentran incomunicados del resto del mundo, estando socialmente aislados de todo y en este sentido, un dato no menor es que se maneja a nivel mundial en relación existente de esta grieta. Según datos extraídos del portal Internet World Stats a mayo de 2020, en África solo el 39,3 % de sus habitantes viven conectados, frente al 87,2 % de los europeos y el 94,6 % de los norteamericanos. Esto también afecta significativamente a la Barrera educacional y al acceso al conocimiento, convirtiendo en una brecha digital en la educación, evitando el relacionamiento entre docentes y alumnos por carecer de acceso o conocimientos tecnológicos.

Brecha Digital

Otro efecto negativo que trae consigo la brecha digital es que realza y destaca superlativamente las diferencias sociales existentes. El analfabetismo digital disminuye las opciones de acceder a ciertos puestos laborales o de mayor calidad para los ciudadanos, lo que finalmente impacta negativamente en la economía de los trabajadores.

Uno de los mayores desafíos que enfrenta el sector de las telecomunicaciones en nuestro país, es justamente reducir o acortar la brecha digital que existe actualmente. Paraguay es un país pequeño en cuanto a superficie, sin embargo hay algunas deficiencias en relación al alcance y la penetración principalmente del Servicio de Internet y Transmisión de Datos. Además, el costo de transporte de internet sigue siendo alto, ya que tenemos que comprar a través de Brasil y Argentina, eso hace que el costo al consumidor final sea más elevado en relación a los otros países de la región. En consecuencia, la relación costo- velocidad es mayor aquí que en estos otros países.

Pese a que las inversiones en redes de telecomunicaciones en conjunto con los proyectos a futuro nos ayudarán a acortar la brecha digital en nuestro país, los efectos potencialmente negativos son mucho mayores en el caso de no hacerlo en la brevedad posible. La brecha digital ahora mismo es una cuestión que gira en torno a las oportunidades para acceder a Internet. Por lo que, atender a las demandas y necesidades de aquellos que quedan excluidas será un elemento clave para alcanzar los grandes objetivos enmarcados a nivel país.

 

Dejanos un comentario