Lunes 6 diciembre 2021 18:36

¿Cómo alimentarse luego de tener el virus de Covid-19?

¿Cómo alimentarse luego de tener el virus de Covid-19?
Levantar las defensas es fundamental en proceso de recuperación de la enfermedad para una pronta recuperación física, por eso te contamos qué alimentos debes consumir.

Las recomendaciones brindadas por el Ministerio de Salud van dirigidas a personas con síntomas leves y para aquellas que no requirieron internación. Ya es sabido que el sistema inmunológico queda muy afectado luego que el virus entre al cuerpo, por eso el cuidado de la salud no debe ser solo durante la infección sino también en la etapa de recuperación.

 


Los siguientes grupos de alimentos fueron recomendados por Bethania Machuca nutricionista de la Dirección de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles, sobre todo los consejos van dirigidos a quienes están cursando con la enfermedad y a aquellos que ya la superaron.


Carbohidratos o cereales: optar por aquellos integrales (arroz, fideo, panificados) ya que contienen más minerales, vitaminas, nutrientes y fibras, y proporcionarán mayor saciedad al organismo.

Frutas y verduras: esenciales para un cuadro de recuperación óptima del COVID-19. La nutricionista recomienda incluir vegetales de diversos colores, que pueden consumirse en forma fresca o cruda, salteada, al vapor, hervida, al horno, ya sea como ensalada o como caldo de verduras. La nutricionista mencionó que, al consumir diariamente verduras, sin excepción, ayuda a la absorción de vitaminas y minerales. El cuerpo está luchando contra una patología por lo que necesita más que nunca de esos nutrientes o antioxidantes.

En tanto que las frutas sugiere comerlas enteras o en compotas hasta tres veces en el día, siempre y cuando el paciente no padezca de diabetes.

Proteínas: preferir mayormente las carnes blancas (pollo, pescado). En caso que quieran consumir las carnes rojas, se aconseja hacerlo solo una vez por semana. Las legumbres también se encuentran dentro del grupo de proteínas (poroto, lenteja, locro, arveja, etc.), deben ir acompañadas de cereales o carbohidratos (arroz o fideo). Las proteínas de origen vegetal aportan una importante cantidad de minerales y vitaminas esenciales para el organismo.

Lácteos: deben consumir de una a dos veces al día para obtener la dosis de calcio y vitamina C que el cuerpo requiere. Lo ideal es consumir los descremados: leche y yogurt descremados, quesos bajos en grasas.
Grasas saludables: aguacate, frutos secos sin sal (nueces, maní y almendras) son una excelente fuente de grasas saludables.

Las semillas de lino, de sésamo, de chía son una fuente importante de alimentos que pueden incorporarse a los jugos, batidos y ensaladas, y ayudan a mejorar el tránsito intestinal, evitando de esta manera el estreñimiento.

La hidratación es un factor que no se debe descuidar, consumir agua superando los 1,5 litros diarios. Otra manera de aportar líquido al organismo es a través de la alimentación con los caldos, infusiones o tés) e incluso jugo de frutas naturales recién elaborados, siempre y cuando la persona no sea diabética.

 

Se debe evitar el consumo de la sal, productos alimenticios ultraprocesados (envasados, enlatados o comida chatarra) por su alto contenido en grasas y también las bebidas alcohólicas ya que, con el cuerpo debilitado, no permite avanzar con la recuperación y lo retrasa.

 

Las personas con enfermedades crónicas (diabetes o hipertensión) deben seguir su esquema alimentario indicado por el profesional tratante.
 

Dejanos un comentario